La transformación digital en las empresas familiares.

Category : Noticias

La nuevas tecnologías son aliadas estratégicas para continuar el crecimiento de las PyMEs.

Las compañías familiares en Argentina representan un gran porcentaje del sector empresarial y un motor muy importante en la generación de trabajo. En la actualidad deben afrontar grandes retos y uno de los más importantes es el proceso de digitalización que les permitirá manejar de forma el eficiente su negocio y continuar siendo competitivas.

Desde sus comienzos, muchas de estas empresas han manejado el negocio de forma intuitiva y con la participación de todos los integrantes de la familia. Hoy en día son las nuevas generaciones parentales, que ya empapadas de la dinámica de trabajo, llevan adelante las propuesta de digitalización para profesionalizar e innovar las prácticas de trabajo. 

Son los más jóvenes los que comienzan a tomar protagonismo con sus ideas de cambios para mejorar los procesos del negocio por medio de la digitalización. Dándole importancia a la información vinculada con el consumo, los productos, las ventas y el análisis de la rentabilidad. Asimismo proponen adaptarse a los nuevos paradigmas tecnológicos basados en sistemas de gestión en la nube los cuales permiten organizar, llevar stock y cumplir con las obligaciones fiscales.

En SIG, Soluciones Informáticas Globales, comprendemos la necesidad de estas empresas y lo difícil que puede resultar implementar los cambios digitales. Es por ello que nuestras soluciones de negocios y su implementación están pensadas para optimizar ágilmente la forma de trabajo y ver resultados inmediatos. Los acompañamos en la modernización y en la adaptación de nuevas formas de ejecutar los procesos de trabajo y en el desarrollo se su potencial.

Basados en nuestra experiencia podemos decir que el camino de la digitalización es crucial para las pequeñas y medianas empresas familiares argentinas. Lograrlo de forma exitosa les permitirá adaptarse a las exigencias del mercado actual y continuar siendo competitivas. La clave es no tener desconfianza a los cambios y saber cuándo dejar de lado el status quo para emprender nuevos caminos beneficiosos.